viernes, 22 de agosto de 2008

Transparencia en seres humanos

Ingenieros japoneses han conseguido el efecto óptico de la transparencia de los objetos, lo que constituye el primer paso de la ciencia para conseguir una forma de invisibilidad. La técnica se basa en un visor que refleja imágenes estereoscópicas sobre una prenda de ropa, ofreciendo la impresión de que la persona que la viste es transparente.

Un visor que combina imágenes en movimiento y que es capaz de reflejarlas a distancia en prendas de ropa, crea la ilusión de la transparencia de la materia y de la apariencia de invisibilidad, según ha comprobado el ingeniero japonés Susumu Tachi, de la Universidad de Tokio.

El resultado del experimento es sorprendente, ya que gracias al dispositivo óptico incorporado a la ropa, se engaña al cerebro dándole la impresión de que la persona objeto del experimento es transparente.

La técnica empleada se denomina Camuflaje óptico y se basa en una idea muy simple: si se proyecta una imagen de lo que está detrás de una persona sobre la ropa que viste en ese momento, la ilusión que se crea es que el cuerpo de esa persona es transparente.

La técnica puede aplicarse a una escena real en movimiento a través de un retrorreflector, conjunto de espejos que reflejan desde diversos ángulos un espacio determinado.

Es este retrorreflector el que, estratégicamente situado, reunifica el mundo separado por un objeto material ofreciendo a la vista una imagen estereoscópica del “otro lado” que fabrica la engañosa ilusión de que ese objeto material es transparente.